El Top 10 de mis libros favoritos. (actualizado Enero 2021).



1.- El Héroe Discreto (Mario Vargas Llosa).


Lo considero la mejor obra del maestro. No por nada ganó el premio Nobel. Una maestría en creación de personajes entrañables. Lo leí en un par de días y me quedé con ganas de más. Después de algunos años de haberlo terminado tuve la oportunidad de preguntarle en persona a su autor sobre el futuro de uno de sus personajes. Su respuesta era la que me esperaba.


2.- Kane and Abel (Jeffrey Archer).


No sería exagerado decir que este libro es el que la gente más recomienda. Si no me creen, hagan la prueba. De cada diez personas asiduas a la lectura, al menos tres lo mencionarán en su lista de favoritos. Leerlo fue toda una aventura, y terminarlo me llenó de satisfacción. Esta es de esas historias que encierra un círculo perfecto. En mi opinión, Kane and Abel es la Capilla Sixtina de la literatura.


3.- The Princess Bride (William Goldman).


Nadie cuenta historias como William Goldman. Nadie. Su narrativa es prácticamente como si lo estuvieras escuchando de viva voz, alrededor de una fogata, y bajo la luz de la luna en cenital. Magistral en todos los sentidos. Tengo el privilegio de tener una primera edición. Obviamente dentro de mi caja fuerte.


4.- Sans Famille (Hector Malot).


Tun tun tun tun caminar, tun tun tun tun a correr... ¿Recuerdan esa tonadita? Si fueron niños en los 80's, seguro que sí. Bien, pues aquel dramón loco de caricatura titulada Remi está, nada menos y nada más que basada en este tesoro de obra. Traducido el español el título se lee: Sin Familia (en inglés es Nobody's boy). La historia de Remi y su travesía por encontrar a su madre por los infinitos pueblos de la Francia antigua es, sin duda, una historia conmovedora. Me hubiese gustado leerla de pequeño.


5.- Ready Player One (Ernest Cline).


Esta novela se convirtió en mi película favorita de todos los tiempos. Una obra que combina perfectamente el pasado con el futuro (o al revés). Cline metió toda la década de los 80's en una licuadora y la mezcló para crear una receta perfecta. Si como yo eres fan de aquellos años, este libro será cómo tomar el DeLorean y viajar a Thundera.


6.- La Sombra del Viento (Carlos Ruiz Zafón).


Me transportó a una Barcelona de aquellos años, misteriosa, romántica, hechicera. La narrativa de su autor es impecable. Y su manera de trazar personajes no tiene igual. Julian Caráx quedará por siempre en mi memoria.


7.- # Más Gordo el Amor (Antonio Malpica).


Maestro de la narrativa, Malpica tiene la habilidad de mantenerte hipnotizado de principio a fin. Alguien debería de convertir esta novela en película. No tengo duda de que conquistaría la taquilla nacional en tres patadas. Todo le cuadra. Todo encaja . Jamás dejaré de agradecer a la persona que me lo recomendó.


8.- The Outsiders (S.E. Hinton).


La película es magistral (la vi antes de leer el libro) Pero luego leí la novela y este la desbancó por completo. Lo disfruté muchísimo. Un agasajo. La historia me recordó momentos de mi juventud. Es un clásico que nadie que se diga lector puede morir sin leer. ¡Stay Gold, Ponyboy!


9.- Harry Potter and the Sorcerer's Stone (J.K. Rowling).


El claro ejemplo de que la imaginación no conoce límites. Leerlo es como ver la película en cuarta dimensión, con escenas cortadas y versión del director. El estilo de la autora es maravilloso, y su conexión con sus personajes palpable en cada oración. Leerlo debería ser obligación en todas las escuelas primarias del planeta.


10.- The Lion, The Witch and the Wardrobe (C.S. Lewis).


El primer libro que leí en mi vida. Y lo leí tarde, como a los 12 años (en mi escuela nunca me fomentaron la lectura. Tampoco en mi casa). Leerlo cambió mi vida. Por primer vez sentí que mi imaginación echaba a volar, y lo hacía por las tierras de Narnia. Aún conservo el ejemplar que leí en aquella ocasión.

Contáctame

© 2023 Todos los derechos reservados.